Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 15 de junio de 2011

¡Déjenme les cuento!

Estimados:

Chicos, en verdad les digo que me he sentido privilegiado al encontrarme con un grupo como ustedes. Me parece que tienen una excelente actitud ante el estudio y eso es básico para su éxito en su formación académica y, no se les olvide: en su formación como futuros ciudadanos.

Les invito a seguir adelante en constante búsqueda de nuevos conocimientos, esto apenas comienza, están chiquitos, jeje... pero estoy convencido de que van por buen camino.

Me gustó mucho el esfuerzo y la dedicación que demostraron ante todas y cada una de las actividades que se les encomendaban; eso, definitivamente, indica que tienen compromiso con su propio aprendizaje. Me da mucho gusto que no sean unos alumnos más, sino que, más bien, ¡hacen la diferencia!

Creo que nos pasaron algunas cosas curiosas, unas chuscas, otras agradables, algunas no tanto... por ejemplo, un día casi no llego porque también me caí en mi casa, me lastimé la rodilla izquierda y no podía caminar... mmm... ¿qué más?... cómo olvidar los pepinitos (gracias, chicos) y las multas por los malos chistes... la caída de Rodrigo: cuando el Maestro Carlos se lo tuvo que llevar al Centro de Salud... La presentación final que hicimos con el director y algunas madres de familia... etc.

No tengo más que palabras de felicitaciones a ustedes y a su maestra Susy por la labor que han realizado hombro a hombro. Tienen un lugar muy importante en mis afectos.

Enhorabuena.

Sinceramente:
Profr. Luis Alberto Campos Velasco.